miércoles, 27 de enero de 2016

PASTA CON ACELGAS Y CHAMPIÑONES

Hoy os presento un plato de acelgas riquísimo que creo que se comerán hasta los más pequeños de la casa ya que las acelgas quedan bastante disfrazadas.






INGREDIENTES

500 gramos de pasta
Acelgas (una olla llena porque se quedan en nada)
Una lata de champiñones laminados o 250 g de champiñones naturales laminados
2 cabezas de ajo
1 pastilla de caldo de pollo o sal
sésamo (opcional)

Para la bechamel (no poner bechamel si hacéis la dieta disociada)
300 g de leche 
30 g de harina
media pastilla de caldo de pollo
nuez moscada
sal al gusto
queso emmental rallado, o cualquier queso al gusto para gratinar.



PREPARACIÓN


Limpiamos, troceamos las acelgas, las hervimos y las ponemos en un colador para que suelten toda el agua. Incluso podéis ir apretando de vez en cuando con un tenedor para exprimirlas y ayudar a quitar el máximo de agua posible.

Hervimos la pasta y la reservamos.

Ponemos aceite en una sartén con los ajos y los champiñones. Si los hemos puesto de lata, salteamos un poquito, si los utilizamos naturales (más recomendable) esperamos a que se hagan. Añadimos las acelgas y la pastilla de caldo (para potenciar el sabor ya que son muy sosas) o sal, y si tenemos, sésamo.

Salteamos unos minutos y añadimos la pasta. 

Hasta aquí se considera una receta apta para la dieta disociada.

Si queréis que el plato quede más bueno podéis hacer una bechamel poniendo 300 g de leche en un cazo a calentar y añadiéndole 30 g de harina, nuez moscada y media pastilla de caldo de pollo. Removéis hasta que quede una salsa bien ligada. La sal es al gusto. Si queréis más bechamel ponéis 400 g de leche y 40 g de harina... que el peso de la harina sea un 10% del peso de la leche.

Ponemos la salsa bechamel en una bandeja de horno sobre la pasta, repartimos el queso rallado e introducimos en el horno con el grill hasta que veamos que la bechamel se ha dorado (con el grill al máximo son unos 10 minutos, pero estad al tanto, que cada horno es un mundo)









martes, 23 de septiembre de 2014

ENSALADA DE CREPES

Bueno, el verano ya se va pero no por eso vamos a dejar de poner una última receta veraniega... una ensalada de crepes!

Veréis que yo os la explico con una serie de ingredientes que evidentemente podéis ir cambiando a vuestro antojo y según la temporada.





INGREDIENTES

Un paquete de preparado para hacer crepes. (O vuestra receta favorita de crepes)
Atún
Huevo hervido
Mahonesa
Lechuga 
Tomate
Aceite y sal
 

PREPARACIÓN

Por una parte preparamos la masa de crepes y los cocinamos en una sartén pequeña. Los reservamos.

Por otra parte preparamos una mezcla con el atún desmenuzado, el huevo hervido cortado muy pequeñito y la mahonesa. La reservamos.

Cortamos la lechuga y el tomate pequeñitos y los aliñamos al gusto

Montamos el plato:

1º Ponemos un crepe en un plato.
2º Lo untamos con la masa de atún.
3º Ponemos otro crepe encima de la masa.
4º Ponemos un poquito más de masa de atún.
5º Añadimos la lechuga.
6º Adornamos con el tomate.

Y así tantas veces como queráis.

Os recomiendo que lo preparéis justo antes del momento de servir, porque si no la ensalada se pondría fea y sería un fracaso.

Bon profit!





lunes, 21 de julio de 2014

PASTEL DE QUESO EN 8 MINUTOS

Otra receta con cuajada. Me encantan estas recetas porque no necesitan horno y son súper rápidas. Como siempre, os explico la preparación con y sin Thermomix.





INGREDIENTES

500 g de nata para montar
250 g de queso cremoso tipo Philadelphia
130 g de azúcar
200 g de leche
2 sobres de cuajada
opcional: galletas para adornar


PREPARACIÓN CON THERMOMIX: Ponemos en el vaso todos los ingredientes excepto las galletas y programamos 8 minutos, 90 ºC, velocidad 3.

PREPARACIÓN TRADICIONAL: Ponemos todos los ingredientes en un cazo al fuego sin que lleguen a hervir y removemos con una cuchara durante 8 min.

Pasado el tiempo pasamos la crema resultante a un molde o a varios vasitos si queremos hacer postres individuales y adornamos por encima con galletas, con palitos tipo Mikado, o con lo que más nos apetezca.

Tapamos con papel film y una vez tibio introducimos en la nevera. 

Lo más recomendable es prepararlo de un día para el otro.

Os gustará!